http://divirteteaprediendoen4.blogspot.com.es/

lunes, 22 de noviembre de 2010

LA POESÍA DE ESTA SEMANA


TÍA MATILDE

Y NO ERA MÁS QUE UNA TILDE;
MENOS, UN PUNTO DE I,
ARRUGADITA Y HUMILDE
DICIENDO A TODO QUE SÍ.
ME MIRABA CON TERNURA
TRAS CRISTAL Y CRISTALINO.
YO FUI EL ÚLTIMO SOBRINO
QUE NIÑO SIEMPRE PERDURA.
PERDURA EN MI FRENTE IMPRESO
EL PERFUME DE SU BESO.


GERARDO DIEGO

No hay comentarios:

Publicar un comentario